The Vero Onion

In the world of dreams, I’m a frequent flyer

Mi música: Take That

en diciembre 5, 2012

Mi amor por Take That comenzó cuando yo aún era una niña que jugaba a las muñecas y coleccionaba esquelas (aunque ciertas personas no me debajan estar en su club porque yo era “popular”, jaja).

TakeThat276

Durante la primera mitad de los 90 ser una tween era bien distinto a como es ahora, no teníamos internet, ni tv cable y menos celulares, nuestros amores platónicos eran esos que veíamos en la tele nacional y aparecían en la TV Gramma o Miss 17, el lolo de moda era usualmente un cantante argentino o mexicano, un actor nacional o el jovencito de la serie gringa de turno que llegaba como con 5 años de retraso. En ese desolado mundo sin redes sociales ni youtube escuché por primera vez a Take That, a estas alturas ya no recuerdo si fue por la teleserie Amor a Domicilio, donde tocaban varios temas de TT, entre ellos Back for good, o fue antes.

La cosa es que fue amor casi a primera vista… y sí, debo reconocerlo… primero me gusto Robbie Williams. El primer video que vi fue Could it be magic canción cantada por Mr. Williams, y esos ojos azules y la cara de badboy… me mató.

El chiquitito de polera blanca me llamó la atención porque era más rubiecito (a los 12 pasé por una etapa de rubios, los amaba a todos) y en la TV Gramma apareció la ficha personal de aquel chiquilín. Me enteré que se llamaba Mark Owen, que había nacido el 27 de Enero de 1972, que sus papás se llamaban Keith y Mary y todas esas cosas que a uno le importan de sus ídolos a esa edad. Eso fue el 95.

Young-mark-mark-owen-29918137-400-378

A Chile Take That llegó con fuerza poco antes de separarse, pero se hicieron de una fanaticada que no los dejó fácilmente. Como dije al principio, era una época sin internet (o con un acceso muy limitado a este), la mayoría de las cosas que se sabían eran por las revistas nacionales y aquellas joyas españolas que se encontraban en algunas partes. Con Take That aprendí a ser fan, a buscar y encontrar información con pocos recursos, y dentro de todo creo que lo hice bien.

La historia es conocida (y muy similar a la de cualquier boyband, de cualquier época). Cinco chicos lindos que cantan y bailan, se hacen mundialmente conocidos más por ser lindos que por lo que cantan, y si, a los 12 años lo que más me gustaba de Take That era que eran lindos (o que Mark Owen era lindo, me daban un poco lo mismo los otros 4). Pero Take That tenía algo que otras boybands no tenían, a Gary Barlow, y eso marcó siempre la diferencia.

Los chiquillos tuvieron una vida bien exitosa desde 1990 hasta Febrero del 1996. A mediados del 95 se fue Robbie Williams (o más bien lo fueron por carretero), los otros cuatro hicieron de tripas corazón, continuaron la gira y en Febrero del año siguiente se separaron. Con el tiempo se ha sabido qué fue lo que pasó, y la verdad es que Gary, que era el talento musical de la banda, se aburrió de ser segundón y quiso independizarse. Dijeron que era porque sin Robbie no era lo mismo y que querían retirarse en la cima (por fin habían tenido exito en USA con Back For Good, aunque por allá quedaron como one hit wonders), y a la larga creo que fue mejor.

A partir de esto los destinos de los cinco Take That fueron bien distintos. Robbie se convirtió en una de las más grandes estrellas del pop a nivel mundial; Gary tuvo una carrera solista con un éxito relativamente escaso, a su primer disco Open Road le fue más o menos bien, pero el segundo disco fue un fracaso; Howard se transformó en dj con un éxito bastante importante en Europa, especialmente en Alemania; Jason viajó, estudió, intentó ser actor, modelo y terminó viviendo en España; y finalmente Mark también sacó disco solista a fines de los 90, Green Man, con un sonido completamente alejado de lo que hacía en Take That, fuertemente influenciado por Radiohead; a todos les sorprendió que el chiquitito sonriente del grupo hiciera ese tipo de música, pero en un mundo dominado por las Spice Girls y fans que lo querían por bonito, pasó sin pena ni gloria. En el 2003 volvió con In your own time y el éxito fue modesto, ahí Mark cachó que lo suyo no es lo comercial y se puso con su propio sello, con quien lanzó How the mighty fall.

SoloTakeThat

No sé que bicho les picó el 2005, pero a alguien se le ocurrió hacer un documental sobre el grupo y reunir a los cinco. Habían hartas expectativas para ver si Robbie volvía o no, porque desde que se hizo mega-famoso se dedicó a tirarle mala onda al grupo (especialmente a Gary). Robbie participó del documental, pero no se reunió con los otros 4. A pesar de esto, el documental fue un éxito y les ofrecieron hacer una gira de “despedida”. Así que los otros cuatro, que estaban más o menos sin pega, se dieron cuenta que no tenían mucho que perder y dijeron “démosle”. Esa gira resultó ser la más exitosa de todas las giras que hicieron en los 90, Universal la vio de oro y les ofreció grabar un disco.

Take+That+MS

Ese disco se transformó en tres, y tres giras más, Robbie Williams incluido.

Take That está de vuelta, o bien este es un Take That 2.0. La música es diferente, la dinámica es distinta, ya no es el grupo dónde el talento es Gary Barlow y los demás juegan a la pelota mientras Gary graba el disco. Ahora son un grupo, un equipo, y se nota. Las canciones han evolucionado, ya no son jovencitos que le cantan a las tweens “i love you dubidubidu”, sus canciones hablan de incertidumbres, engaños, rupturas, dudas, traiciones, el ser adulto, el cómo destruimos el planeta, cómo nos destruimos o ayudamos unos a otros, etc. El amor ya no es el único tema, y menos el amor idealizado de principio de los 90.

501430-robbie-williams-take-that-potw-617-409

Como les dije hace un tiempo yo sé bien poco de música, para mí es todo una cosa de guata, y con TT es guata y pielómetro. Una vez que se apaciguaron las pasiones, se bajaron las hormonas y empecé más a escuchar a Take That que a mirarlos, los amé un poco más. Ahora vuelvo a las canciones 90teras, las escucho bajo la lupa de lo que TT es ahora  y me encanta ver la evolución que han tenido. Esa es la diferencia entre Take That y otras boybands 90teras que todavía no cuelgan sus trajes de niños bonitos, Take That no vive de éxitos pasados, sino que de lo que han conseguido ahora, lo cual es distinto de lo que hacían a los 20 años… y eso se agradece.

Yo ya no tengo 12, ahora me importan los 4 (+ Robbie) y por sobre todo me gusta escucharlos…. y ¿mirarlos? también, ahora que son todos cuarentones están más guachones que a los 20.

Pero ahora eso es un plus ;).

Yo insisto que Mel C de las Spice Girls aparece en este video (min 1:34) y si, yo le daba un beso a la tele cuando Mark le da un beso a la camara.

Discografía:

1991 – Take That and Party

1993 – Everything Changes

1995 – Nobody Else

1996 – Greatest Hits

2006 – Beautiful World

2008 – The Cirus

2010 – Progress

2011 – Progressed

Anuncios

4 responses to “Mi música: Take That

  1. alondra_m dice:

    Momentos notables de la crónica de Vero….

    1. “… aunque ciertas personas no me debajan estar en su club porque yo era “popular”..”
    Como dice el chiste… seré yo señor? XD

    2. Tu confesión sobre que primero te gustó Robbie.

    3. “… pero Take That tenía algo que otras boybands no tenían, a Gary Barlow, y eso marcó siempre la diferencia…” RESPECT THE CAPTAIN!! 😀 (si siempre tuve buen ojooo)

    4. Tu reutilización de ese perfecto resumen de una canción popera de boyband: “i love you dubidubidu”

    Me sentí re identificada con tu descripción… también me pasa que Take That me ha acompañado durante la mitad de mi vida y ver cómo han evolucionado con los años me produce (de forma muy ñoña, lo reconozco) orgullo y alegría.
    Y esto tiene más que ver con el progreso que han tenido a nivel personal con el nivel musical. Claramente en esto último han crecido a pasos gigantes, entre Mark y Robbie que han llegado a un nivel estupendo como compositores e intérpretes, Howard que tiene todo un nuevo nivel de comprensión del ritmo y la música, Jason que POR FIN! decide sacar su voz (en las varias acepciones de la frase) y obvio Gary que al trabajar con otros músicos logró dominar el ego y entender cómo la música puede ser un esfuerzo compartido.
    Y desde lo personal, que creo es donde más avance han hecho, me alegro de verlos realmente como AMIGOS (hasta los niveles tolerables de bromance XD) que de verdad están ahí cuando la vida toma rumbos inesperados: casamientos, adicciones, duelos, hijos… Es pensando en eso que más se me hincha el corazón, al verlos convertidos en mejores personas.

    O me vas a decir que no se te sale la lagrimita loca al ver esto?

    • verogeller dice:

      1. Iba a escribir sobre las Polly Pocket también, pero como sé que la Ka nunca lee mi blog dejé sólo lo de las esquelas para que tu te sintieras identificada *insertar risa malvada*

      2. Si bueno, algún día tenía que salir del closet, no podía vivir con esta culpa…. pero afortunadamente no tenía idea como se llamaba y no lo reconocí en Back for good, así que ahí no más llegó.

      3. Sin Gary Take That habría sido otro Boyzone, Five, BSB y gran etc., que pasan por la música sin pena ni gloria, eso siempre será cierto

      4. Ese es el mejor resumen de cualquier canción romanticona boybandera, aunque si uno escucha las letras de TT, incluso las del principio, no eran taaaaan así. Aún encuentro bella “Why can’t I wake up with you” : ‘).

      Antes de seguir… debo detenerme en un punto: ¿la mitad de tu vida? O_o ¡¡pero si son 29 años no más!! la mitad de tu vida son 14,5 años, Take That están en nuestras vidas hace 16 o 17 años, es más de la mitad de la vida, lo cual sólo puedo decir de mi familia… y Superman :P.

      Yo creo que el hecho de que Take That ahora son un verdadero equipo, que han logrado trabajar en conjunto, dónde el aporte de cada uno es importante (y se nota) es lo que ha hecho que alcancen el nivel que tienen ahora, y esto es independiente de si Robbie sigue o no en la banda, porque Robbie también ha logrado pararse solo. Y aunque eso parece obvio no lo es, porque la gran caída de Robbie vino después que se fue Guy Chambers, quien compuso todas las canciones hasta el Escapology.
      A costa de porrazos los cinco han madurado profesionalmente mucho y eso, como fan relativamente adulta, se agradece. No podría amarlos como lo hago ahora si siguieran haciendo la coreografía de Satisfied y Howard saliera mostrando el traste.

    • verogeller dice:

      Todavía lloro cuando me acuerdo de los cinco cantando No regrets :’)

  2. alondra_m dice:

    Puse la mitad sólo para redondear… si sé que es más, pero es un decir 😛
    Y por cierto… Howard sigue mostrando el traste! XD Pero por suerte ya no hacen la coreo de Satisfied

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Natified

Inspiración, creatividad y buena onda. Posteo de cine, libros, música, la vida y lo que me gusta.

lados b y rarezas

este blog no va a cambiar el mundo, pero me servirá para escribir sobre música.

nonametaken

Un cyber rinconcito para teclear inspiradamente

TVLine

TV News, Previews, Spoilers, Casting Scoop, Interviews

Loiselena's Blog

Smallville, Tom Welling, Erica Durance....

Historias!!!!

Just another WordPress.com weblog

A %d blogueros les gusta esto: